Inicio Chiapas

Todo vuelve a la normalidad en Chiapa de Corzo

13

La Fiesta Grande de Enero o la Fiesta de Chiapa de Corzo que exhibe la riqueza cultural de los habitantes de Chiapa de Corzo, ciudad ubicada en las márgenes del río Grijalva, para rendir el culto a San Sebastián, san Antonio Abad y Señor de Esquipulas, ha concluido, se guardan la indumentaria del parachico, de la chiapaneca y del chuntá, la tradición se encuentra profundamente enraizada en el sentir de los chiapacorceños que rememora la leyenda de María de Angulo y que por tercer año consecutivo por pandemia del Covid 19 todas sus actividades fueron distintas a otras épocas.

Chiapa de Corzo es un destino turístico de relevancia, registra una importante la afluencia de visitantes, es la entrada al Parque Nacional Cañón del Sumidero a donde anualmente llegan unos 380 mil visitantes por el río Grijalva, su Zona Arqueológica, la Fuente Mudéjar, la milenaria ceiba y su gran plaza central, así como sus templos antiguos, son sus atractivos.

El 6 de enero del 2009 el gobierno del estado promulgó el decreto que declaró a la tradicional fiesta de enero que se celebra en la heroica ciudad de Chiapa de Corzo como “Fiesta Tradicional del Estado de Chiapas”.

El virus del SARS COV (Covid 19) existe, es real y causa un fuerte impacto en la sociedad, durante el mes de enero del este año ha habido un repunte de casos y Chiapa de Corzo es la ciudad que ocupa el segundo lugar de contagios, a pesar del llamado de la Secretaría de Protección Civil de suspender todas las fiestas y eventos masivos, en la colonial ciudad asumieron riesgos

El investigador de la Universidad Autónoma de Chiapas, Mario Artemio Aguilar Nandayapa, habitante de Chiapa de Corzo y que ha participado en la organización de muchos eventos de la gran fiesta, sostiene que lo mejor es la prevención, por ello en esta ocasión también fue distinta, muchas casas y muchos hogares celebraron en la intimidad a sus imágenes, aunque hubo quienes participaron en eventos masivos.

Los chuntá ya descansan desde el pasado 23 de enero, lo mismo que las chiapanecas y los parachicos, ya no ondearán los grandes trajes, las faltas largas, las camisas bordadas ya aguardan, las canastas ya en su lugar, los santos en su altar, aunque prevalece el fervor al Señor de Esquipulas, San Antonio Abad y San Sebastián

La fiesta tiene su origen en el manantial del “Cumbujuyú”, aguas azufradas ubicadas en el municipio de Emiliano Zapata, en las que habría sido sanado el hijo de María de Angulo en el año de 1650, una mujer que según la leyenda llegó a la región procedente de Guatemala, mientras el chico se encontraba enfermo habitantes del lugar le bailaban, utilizaban una sonaja y tras recuperar la salud, la madre reparte alimentos, lo que ahora representan los hombres vestidos de mujeres.

La Fiesta Grande de Enero, o la Fiesta de Chiapa de Corzo es reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, desde el 16 de febrero del 2009. Mientras que Chiapa de Corzo es declarado en el 2012 como Pueblo Mágico.