Inicio Mundo

Rusia invade Ucrania

6

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció en la mañana de este jueves una “operación militar especial” en la región del Donbás, en el este de Ucrania, aunque con el paso de las horas quedó claro que las tropas rusas están invadiendo todo el país, con ataques y enfrentamientos reportados por todo el territorio ucraniano.
Así se están desarrollando los acontecimientos:
A las 05:50 hora de Rusia del jueves (02:50 GMT), Putin anunció el inicio de una operación militar especial en la región del Donbás y advirtió que la respuesta de Moscú sería “inmediata” si alguien intenta enfrentarse a Rusia.
Las fuerzas rusas invadieron Ucrania, con ataques con misiles y explosiones registrándose cerca de grandes ciudades y sobre la infraestructura militar ucraniana.
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, rompió relaciones diplomáticas con Moscú y aseguró que estaban entregando armas a todo aquel que quisiera defender el territorio. “Lo que hemos escuchado hoy no son solo explosiones de misiles, combates y el estruendo de aviones. Este es el sonido de una nueva cortina de hierro que ha caído y está apartando a Rusia del mundo civilizado”, dijo.
El Ministerio de Salud ucraniano reportó que al menos 57 personas fallecieron y 169 resultaron heridas en las primeras 24 horas de ataques.
El Ejército ucraniano asegura que “acabaron” con alrededor de 50 “invasores” rusos y derribaron al menos seis aeronaves rusas, si bien esa información no ha sido confirmada de forma independiente.
Las tropas rusas capturaron la central nuclear de Chernóbil, informó el asesor presidencial ucraniano Mykhaylo Podolyak: ” Después de una feroz batalla, perdimos el control del lugar… Es imposible decir que la planta nuclear siga siendo segura”.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una nueva ronda de sanciones económicas que incluirán el congelamiento de activos de bancos y capitales de inversionistas: “La agresión de Putin contra Ucrania acabará costándole caro a Rusia, económica y estratégicamente. Nos aseguraremos de eso”, señaló.
Reino Unido anunció “el mayor y más severo paquete de sanciones que Rusia haya visto jamás”, dijo el primer ministro Boris Johnson: congelará los activos de los principales bancos rusos y que legislará para impedir a las empresas rusas acceder a financiamiento, además de que vetará a la aerolínea Aeroflot.
Rusia dice, por su parte, que se ha encontrado poca resistencia en el país y asegura que las fuerzas armadas ucranianas están huyendo “en masa”.
En un nuevo mensaje televisado el jueves por la tarde, Vladimir Putin dijo: “Lo más importante es dejar claro que lo que ha pasado es una medida que nos vimos obligados a tomar. Simplemente no nos dejaron la opción de actuar de otra manera”.
Más de 700 personas han sido arrestadas en Rusia en protestas contra la guerra en todo el país.

Más de 100.000 personas han huido de sus hogares y decenas de miles más se han marchado del país desde el inicio de la ofensiva rusa, según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.
El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, negó que las Fuerzas Armadas estén atacando a la población ucraniana y en cambio afirmó que están utilizando armas de precisión contra objetivos militares.
El Ministerio del Interior de Ucrania indicó que la operación militar rusa estaba siendo apoyada desde Bielorrusia. Cadenas de televisión occidentales captaron el momento en que tanques y tropas cruzaban la frontera ucraniana desde Bielorrusia.
La Unión Europea dijo que se trata de “uno de los momentos más oscuros para Europa desde la Segunda Guerra Mundial” y advirtió que Rusia será golpeada con “sanciones descomunales”.
Putin justificó su decisión por una supuesta petición de los líderes separatistas de las regiones rebeldes de Donetsk y Luhansk el miércoles al Kremlin para que enviara tropas rusas a sus territorios.
En una rueda de prensa este jueves, Zelensky vinculó las acciones de Putin con la Alemania nazi.
En una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el miércoles, el secretario general de la ONU, António Guterres, también le pidió a Putin que le diera “una oportunidad a la paz”.

Putin comunicó sus intenciones en un discurso televisado que ocurrió al mismo tiempo que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas le imploraba que detuviese cualquier acción bélica.
El mandatario ruso dijo que la operación busca la “desmilitarización y desnazificación de Ucrania” (el presidente ucraniano es, de hecho, judío).
Según aseguró, la decisión fue tomada después de recibir una petición de ayuda de los líderes de los territorios separatistas respaldados por Rusia formados en el este de Ucrania en 2014, aunque desde hace semanas la inteligencia occidental había alertado de una potencial invasión.

Explosiones y ataques a lo largo de Ucrania

Rusia lanzó ataques contra la infraestructura militar de Ucrania y las unidades de control fronterizo, según informó el presidente de Ucrania.
Las fuerzas ucranianas señalaron que vehículos militares rusos cruzaron la frontera por Kharkiv, en el norte; Luhansk, en el este; Crimea, en el sur; y desde Bielorrusia.
El Ejército de Ucrania señaló que el aeropuerto internacional de Boryspil estaba entre los aeródromos bombardeados, junto a cuarteles y almacenes militares en las grandes ciudades de Kiev, Dnipro, Kharkiv y Mariupol.

“Putin acaba de lanzar una invasión a gran escala de Ucrania”, escribió en un tuit el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania.
Y agregó: “Las pacíficas ciudades ucranianas están bajo ataque. Esta es una guerra de agresión. Ucrania se defenderá y ganará. El mundo puede y debe detener a Putin. Este es el momento de actuar”.

“Nadie esperaba este asalto total a su país”, señaló Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Europa del Este, desde la región de Donetsk.
“Tan solo anoche, en Kramatorsk [ Donetsk], estuve con una multitud de cientos en la plaza principal, envueltos en banderas ucranianas y montando un pequeño acto de desafío, cantando el himno y las canciones patrióticas. Había muchos niños. Anoche, los restaurantes estaban llenos. Florerías abiertas. Autos en las calles. Todos con los que hablé estaban asustados”, recuerda.
“Ahora la gente con la que he hablado está asustada, es como si estuviera congelada. Nadie sabe siquiera hacia dónde correr, si quisieran correr”.
Qué dijo Zelensky
Este jueves, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, condenó las acciones de Moscú, rompió relaciones diplomáticas con Rusia y señaló que distribuirían armas a cualquiera que estuviera dispuesto “a todos aquellos que quieran proteger nuestra tierra, a todos ellos que sean capaces de defender nuestra soberanía”.
Zelensky, además, vinculó las acciones de Moscú con la Alemania nazi, informó Reuters.
“Rusia atacó nuestro país vilmente y de forma suicida a primera hora de la mañana, justo como lo hizo la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial (…) Desde hoy, nuestros Estados están en diferentes lados de la historia mundial. El Estado ruso está en la senda del mal”.
El líder ucraniano aseguró que las Fuerzas Armadas estaban resistiendo ataques en la región del Donbás en el este de Ucrania, además de otras partes del este, norte y sur del país.

 

Seguir leyendo en BBC