A pesar del aumento en la cifra de contagiados de covid-19 en los planteles, la jornada 1 del futbol mexicano no será cancelada, por el contario se jugará “integra”, pues se acordó aplazar el partido entre Santos-Tigres, y recorrer el duelo entre Pumas-Toluca, con el objetivo de salvaguardar la salud de todas y todos, señaló Mikel Arriola, presidente de la Liga MX.

Desde diciembre anticipamos que íbamos a tener un inicio de año con esta turbulencia, y generamos diversas medidas para proteger la salud de todas y todos y para garantizar la continuidad de los partidos de futbol. Se tomaron pruebas PCR y así pudimos dentro de la misma jornada reprogramar, en el caso del partido de Tigres que era mañana, se pasa al miércoles y el partido Pumas-Toluca que era el domingo se pasa al lunes”, detalló.
En entrevistas con Wendy Roa para Imagen Radio, el presidente de la Liga MX, reconoció que 140 de jugadores de futbol están contagiados con la nueva variante ómicron, todos asintomáticos.

El funcionario explicó que el incremento que se ha visto en las últimas semanas, “afortunadamente no se ha visto reflejado en la Liga MX. Sin embargo, seguiremos haciendo pruebas covid de manera permanente”. Además, indicó que el aforo en las instalaciones deportivas es determinado por las autoridades de Salud de cada entidad donde se encuentran los estadios.

 

Con información Excélsior