La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) rechazó las medidas cautelares solicitadas por separado, en contra de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y del canciller Marcelo Ebrard, por actos anticipados de precampaña y/o campaña, uso indebido de recursos públicos y promoción personalizada de cara a los comicios del 2024.

En el primer caso, el diputado Jorge Álvarez Máynez denunció a Sheinbaum Pardo, por la visita que realizó a los estados de Tabasco y Yucatán, en la que tuvo una participación directa en ambos estados los días 10 y 18 de diciembre del 2022, respectivamente.
Para los integrantes de la Comisión, Adriana Favela, Ciro Murayama y Claudia Zavala, se trata de actos consumados de manera irreparable, respecto de los cuales no es posible jurídicamente dictar medidas cautelares.

Además, no se advierte la urgencia o peligro en la demora que justifique la medida cautelar en los términos que solicito el legislador de Movimiento Ciudadano (MC).

En el proyecto aprobado por unanimidad, se dejó claro que no puede solicitarse a la jefa de gobierno se deslinde de las muestras de apoyo que distintas cuentas de Twitter le brindaron, en primer lugar, porque se trata de perfiles ajenos, distintos e independientes aparentemente a Sheinbaum.

Y, bajo la apariencia del buen derecho, se trata de comunicaciones mediante las cuales, terceros, probablemente o aparentemente coinciden con los mensajes que exhibe la servidora pública capitalina que, en principio, se encuentran amparados en la libertad de expresión.

Ebrard no incurrió en actos anticipados de campaña

En el segundo asunto, el ciudadano Rodrigo Antonio Pérez Roldán denunció al canciller Ebrard Casdaubon, por la difusión en redes sociales de un acto celebrado el 21 de julio de 2022 en el que participó, junto con la alcaldesa de Acapulco, Abelina López, en un evento para dar a conocer un proyecto de tratamiento de aguas residuales.

Por unanimidad de votos, los integrantes de la Comisión consideraron la improcedencia de las medidas cautelares solicitada, bajo la figura de tutela preventiva, en virtud de que las publicaciones con motivo de inconformidad dan cuenta de un acto protocolario con fines específicos relacionados con la presentación del referido proyecto de saneamiento.

Esto es, no existieron elementos indiciarios de que se trató de un evento proselitistas o que tuviera como efecto presentar propuestas de campaña o se hayan exaltado las cualidades del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Aunado a ello, se advierte que las publicaciones alojadas en el perfil de Facebook del canciller se advierten imágenes aparentemente vinculadas con hechos o actos diversos a los que son motivo de análisis por parte de la Comisión, en sede cautelar y que carecen de referencia a una situación específica, por lo que, en principio, se estima que están amparadas en el ejercicio de libertad de expresión.