Opinión

Opinión

Ojalá que AMLO tenga boca de profeta. Y no porque desee verlo despachando en Los Pinos, sino porque, de entre todas las declaraciones que ha soltado en las últimas semanas, la del jueves me parece la más afortunada. Le puso nombre y apellido al que, dice El Peje, será el candidato del PRI para la elección del próximo año. Contra todos los pronósticos, se le adelantó al mismo Enrique Peña Nieto; irónicamente, no sabe que le está haciendo un favor.

Opinión

* Hablar de Trump es "lo de hoy", debatir sobre si es una amenaza; si su elección nos afecta o no; si la economía es global; si EU es nuestro principal socio comercial; si los estados fronterizos sufrirán; si el valor del peso caerá; si nuestros familiares en tierras gringas lo pasarán mal...