fbpx

Opinión

Opinión

Ya nadie, o casi nadie, barre su calle o siembra árboles junto a la banqueta. Ya no se ven plantas ni jardineras junto a puertas o ventanas. Nadie arregla su calle en las fiestas patrias o en la Navidad. A donde quiera, la gente tira desperdicios (botellas, bolsas, residuos) e incluso furtivamente sus propias bolsas de basura. Miles de perros deambulan en la calle por la irresponsabilidad de sus dueños.