Kazajistán hoy comenzó la vacunación masiva de su población con el preparado de fabricación propia, a base de virus desactivados.

«El ministro de Sanidad, Alekséi Tsoi, fue uno de los primeros en recibir la vacuna nacional QazVac», informaron las autoridades sanitarias, en un comunicado.

El primer lote del fármaco -de 50.000 dosis- fue producido por el Instituto kazajo de Investigación de Asuntos de Seguridad Biológica.

Se prevé aumentar la producción hasta medio millón de dosis mensuales.

Los ensayos preclínicos de la vacuna kazaja comenzaron en mayo de 2020, dos meses después del estallido de la pandemia del coronavirus, según las autoridades, y su efectividad es del 96%.

Fuente: Enfoque Noticias