Ciudad de México.- El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) estableció como plazo máximo el 30 de septiembre para operar el “apagón analógico” en estaciones públicas de televisión abierta o “equipos complementarios de baja potencia”, incluyendo al de los concesionarios de Televisa y TV Azteca.

El pleno de los comisionados aprobó el programa de continuidad para este tipo de estaciones.
Además, la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales (UMCA), del IFT, será la encargada de “determinar los apagones de las estaciones de baja potencia”, una vez que la SCT informe que ya se alcanzó el nivel de penetración con receptores (televisiones digitales) o decodificadores en al menos 90% de los hogares de bajos recursos definidos por la Sedesol.

Según el comunicado del IFT, “los concesionarios y permisionarios están obligados a informar a la población la fecha y hora exacta en que ello ocurrirá, al menos cinco veces al día, a través de su programación y dentro de su horario de mayor audiencia”.

Por otra parte, el pleno del IFT también resolvió dos cambios de frecuencias (canales), otorgados a favor del gobierno del Estado de México, y el acceso a la multiprogramación a TV Azteca en canales de Televisión Digital Terrestre que operan en diversas localidades del país, otorgados originalmente en 2004.

Con información de Proceso