En México son primero los pobres, después los pobres y al último los pobres. Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

En México son primero los pobres, después los pobres y al último los pobres. Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

¿Alguien ha escuchado

hablar a López Obrador de la clase media? Yo no, nunca. En sus discursos los pobres y los ricos están más que presentes, siempre, unos para darles apoyos y a otros para criticarlos.

Ya en serio ¿alguien lo ha oído mencionar a los trabajadores que sudan turnos completos para llevar el sustento a la familia?

Una pregunta más sencilla: ¿cuántas veces ha visitado el inquilino de Palacio Nacional una fábrica? Ya no hablemos de cuántas fábricas ha inaugurado en su mandato porque ese número sí que lo sé: el número de fábricas inauguradas por el "Macuspano" es exactamente igual a cero, o algún número muy cercano.

Lo anterior me lleva a preguntarme ¿por qué López Obrador desprecia a la clase media?, mejor aún ¿por qué López Obrador pareciera odiar a la clase media?

Y es que López ignora sistemáticamente al grueso de la población. Si tomamos en cuenta que en México vivimos 129 millones de habitantes, la población que vive debajo de la línea de pobreza (pobreza y pobreza extrema) representan el 49.3% de la población, 63.5 millones de personas.

El resto de la población, unos 65 millones de personas, son personas que no son técnicamente pobres. Algunas vulnerables por ingresos (los que no pueden dejar de trabajar nunca), algunas con carencias sociales, pero no son pobres. Son clasemedieros.

Pues a esos 65 millones de habitantes, López no les hecha ni un pial, en ese grupo estuvieron los más afectados con la falta de medicamentos del sector salud, que no fue atendida con prontitud por nadie del gobierno.

En esos 65 millones están los trabajadores de cualquier tipo de empresa, sobre todo los de la micro, pequeña, mediana y grande. Aprovecho para señalar que apoyar a los grandes capitales no va a servir de nada. Más adelante veremos que la mayor parte de la población trabaja en una MiPyMe.

A esos 65 millones 

Miren: Las becas para los ninis son para gente que no tiene empleo, gente que no produce, y que por ende está bajo la línea de pobreza.

Los apoyos de 6000 pesos a los huachicoleros de Tlahuelilpan se fueron directo a manos de criminales: personas que se dedicaban a perforar ductos para robar gasolina a la paraestatal, no eran clasemedieros.

Otro de los apoyos que resultó en una verdadera desgracia, es “Sembrando vida”, el objetivo del programa era de incentivar la siembra y preservación árboles. Solo que la cuarta transformación no pensó que los dueños de las tierras tumbarían los árboles maduros que estaban en los terrenos para sembrar arbolitos nuevos y así poder cobrar una lana sin trabajar.

¿Entonces qué? ¿Está mal apoyar a los pobres?

Debo aclarar que no tengo nada en contra de que se ayude a quienes menos tienen, en realidad es una deuda que tenemos como país y que gracias al neoliberalismo se ha logrado abatir 6 puntos en los últimos 10 años, hay que reconocer el programa de pensión universal para adultos mayores,  pero también hay que reconocer quién es quién en este país, y quién mantiene las arcas públicas y genera impuestos.

Los ricos, son los ricos, ya sabemos que van a buscar la mejor manera de reducir el pago de impuestos. Los pobres, pues son pobres, y no pagan impuestos.

Quienes pagan las cuentas son la clase media, quienes viven desde al día hasta la honrosa medianía, y a esos no se les voltea a ver desde la administración de López.

En una mañanera el mismísimo López se exasperó y tuvo que reconocer que ante la crisis del coronavirus no podía retrasar el pago de impuestos para fondear su régimen. –Si no cobramos impuestos ¿de donde vamos a fondear los programas sociales?– Espetó.

Simplemente no se puede explicar la saña con la que trata el "Macuspano" a la clase media. No hay una sola intención dentro de la pléyade de prebendas disfrazadas de programas sociales que ayude a la clase media baja a avanzar a clase media alta, o de apoyo a micro, pequeños o medianos empresarios.

Como les prometí, aquí nos vamos a detener un poquito ¿Sabe usted cuántas empresas en México son MiPyMes? En 2018 eran 4,057,719 Pequeñas y 111,958  Medianas empresas, pues bien, esas empresas olvidadas, maltratadas y ninguneadas por López son responsables de generar 4.2% del PIB y de emplear formalmente al 78% de la población. Aun así, López va a destinar solamente 3200 millones de pesos para su “rescate” y ni eso, porque se va a repartir a partes iguales con....adivinaron, las empresas informales. Mientras que para “Jóvenes Construyendo el Futuro” se destinan 69,500 millones de pesos. 

Es decir, en este país si no trabajas, si vendes un producto pirata, si no pagas impuestos, si no tienes  a tus empleados registrados  en el IMSS, no te preocupes, el gobierno te va a apoyar, no importa porque eres “pueblo bueno”. Sin embargo, para ti clasemediero, para ti que pagas impuestos, das de alta tus productos en la secretaría de salud, te inspecciona la secretaría del trabajo, para ti que pagas 32% de impuestos , que pagas INFONAVIT, pagas IMSS y muchas otras linduras, te verás obligado a competir por recursos federales con los informales.