Oaxaca.- El dirigente de la Sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez responsabilizó al gobierno de cualquier agresión o cosa que les pase, luego de que confirmara hay orden de aprehensión en su contra y del secretario de Organización, Francisco Villalobos Ricardez, ambos cabezas de la gremial en Oaxaca.

El líder de los más de 80 mil profesores en la entidad, advirtió que no temen a las amenazas como una forma de intimidación ante la fuerza que han mostrado para salir a las calles a reclamar sus derechos.
El dirigente que señaló va a continuar en las calles en las en las movilizaciones acordadas, detalló que no ha recibido notificación alguna sobre la órdenes de aprehensión giradas en su contra.

Reconoció que ha recurrido a medidas legales (amparo) a través de la Secretaría de Asuntos Jurídicos de la gremial, pero 'esta demostrado que con o sin medidas nos están deteniendo'.
Sostuvo que la principal exigencia es la reinstalación del diálogo para tratar los temas y demandas pendientes del magisterio en su conjunto.

Reiteró que las Sección 22 como parte de la CNTE han mostraron voluntad y apertura para sentarse contrario a la cerrazón de las autoridades, puesto que manifestó tienen elementos para debatir sobre el tema educativo y tienen propuestas.
Este viernes, los maestros marcha rumbo al Zócalo de la capital para demandar la reinstalación del diálogo y atensión a sus demandas, mientras que cumplen 10 días de paro de labores en Oaxaca y 11 de plantón en el Zócalo de la capital.

En la movilización que encabeza Francisco Villalobos conocido como "Chico Pelón", participan poco más de tres mil profesores de todo el estado.

(La Silla La Rota)