La pandemia de coronavirus ha causado alrededor de 6.9 millones de muertes a nivel mundial, más del doble de lo que revelan las cifras oficiales, advirtió hoy el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés).

Un nuevo análisis dado a conocer hoy por el IHME, de la Universidad de Washington y uno de los modelos de referencia en las proyecciones sobre los efectos del Covid-19, indica que en casi todos los países las cifras reales de fallecidos son mucho mayores de lo que se tiene registrado.

El IHME dio a conocer un nuevo análisis en el cual afirma que las muertes por la pandemia no se reportan de manera significativa en la mayoría de los países.

“Muchas muertes por Covid-19 no se informan porque los países solo informan los fallecimientos que ocurren en hospitales o en pacientes con una infección confirmada. En muchos lugares, los débiles sistemas de notificación de la salud y el escaso acceso a la atención sanitaria agravan este desafío”, señaló el instituto.

Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia en casos y decesos, tendría más de 905 mil fallecimientos por el Covid-19. De acuerdo con las cifras que maneja la Universidad Johns Hopkins, con base en datos oficiales, el país registra 580 mil 12 decesos hasta el día de hoy.

En el caso de México, aunque las cifras oficiales dan cuenta de 218 mil siete muertes por Covid-19, lo que coloca al país como el cuarto con más fallecimientos, el IHME señala que la cifra real sería de 617 mil 117, colocándose como el tercer país con más víctimas mortales, después de Estados Unidos e India.

En cuarto lugar aparece Brasil, que en datos oficiales registra 414 mil 399 muertes, según el Hopkins, pero que de acuerdo con el IHME, tendría alrededor de 595 mil 903.

El IHME detalla que, por región, Latinoamérica y el Caribe, así como el centro y este de Europa, y el centro de Asia, fueron las más afectadas en términos de decesos totales. Y considera, solamente, los fallecimientos causados directamente por el virus del SARS-CoV-2, no por las interrupciones o problemas que la pandemia causó en los sistemas de atención médica.

Para hacer su análisis, el IHME consideró el “exceso de mortalidad” de cada país, comparando las muertes previstas por anticipado, por todas las causas (a partir de las tendencias prepandémicas), con la cifra real de muertes por todas las causas que ocurrieron en cada nación durante la pandemia.

Todas las estimaciones del informe dado a conocer este jueves abarcan el periodo de marzo de 2020 a mayo de 2021.

Chris Murray, director de IHME, aseguró a través de un comunicado que por terrible que parezca la pandemia de COVID-19, el número real de víctimas es significativamente peor.

«Comprender el número real de muertes por COVID-19 no solo nos ayuda a apreciar la magnitud de esta crisis global, sino que también proporciona información valiosa para los responsables de formular políticas que desarrollan planes de respuesta y recuperación», agregó.