Cuatro empresas que construyeron y fueron proveedoras de la Línea 12 del Metro también participan en otras obras del gobierno de la Cuarta Transformación como el Tren Maya, el tren del Istmo de Tehuantepec y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

La Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STCMetro de la Ciudad de México, que ayer colapsó, fue construida por las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA), Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) y Alstom México entre 2008 y 2012.

ICA construye el tramo 4 del Tren Maya, por un costo de más de 27 mil millones de pesos, mientras que CICSA construye el tramo 2 del proyecto por un costo de 18 mil millones de pesos.

 

Además, de acuerdo con las actas de las juntas de aclaraciones del proceso de licitación para la adquisición de material rodante y sistemas ferroviarios para el Tren MayaAlstom es una de las empresas que busca ganar contrato.

De acuerdo con la convocatoria de la licitación, para éste todavía no se define el presupuesto ni las cantidades a contratar, aunque el anuncio de la licitación se cerrará este 7 de mayo.

Asimismo, la empresa Impulsora Tlaxcalteca de Industrias S.A. de C.V. (ITISA) que vendió durmientes a la Línea 12 y en los que la empresa francesa Systra encontró rupturas a solo dos años de haber sido inaugurada la vía, también vendió estos materiales al gobierno para las obras en el Istmo de Tehuantepec y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Según el contrato con terminación 23- LP-19, otorgado por el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec a ITISA, en julio de 2019 se adquirieron 26 mil 600 durmientes de concreto por 53 millones.

En diciembre de 2019, el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec adquirió otros 94 mil 519 durmientes de concreto a ITISA por 173 millones de pesos, de acuerdo con el contrato terminación 50-LP-19.

En total, por ambos contratos fueron 227 millones 577 mil pesos por 121 durmientes de concreto.

La empresa tlaxcateca también vendió durmientes de concreto a la Secretaría de la Defensa Nacional para la construcción de la interconexión vial entre la caseta Tultepec y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

 

 

De acuerdo con el contrato SDN/DN8/AISL/12911-F2/2020-AD-059-001, firmado el 28 de diciembre de 2020, los 50 mil 695 durmientes 1-84 tuvieron un costo de 88 millones de pesos