Utilizando la misma lógica de pensamiento de los llamados “influencers” conservadores en las redes, el diputado Porfirio Muñoz Ledo comenta que a Morena “le duele” que él sea opositor y, aún cuando presenta los mismos argumentos de la oposición derechista, indica ser “oposición de izquierda”.

De igual manera que expresan quienes rechazan el gobierno de la cuarta transformación, el legislador declaró en una entrevista con el medio La Razón que “estamos avanzando hacia el autoritarismo, pues los obsequiosos del régimen son incapaces de hacer frente a los excesos y ocurrencias que se dan todas las mañanas”.

Anunció que propondrá un ejercicio de comunicación en el que todos los opositores a este tipo de manifestaciones puedan participar como contrapeso de la información difundida en las conferencias matutinas del Presidente.

“Se van a llamar las tardeadas, analizaré cada uno de los temas que se aborden y daré respuesta puntual a todos esos temas”, declaró.

Detallando que se este proyecto se realizaría desde su casa, indicó que “se van a llamar las tardeadas, analizaré cada uno de los temas que se aborden y daré respuesta puntual a todos esos temas”.

En una evidente convocatoria a todos los medios conservadores opositores al Proyecto de Nación, Muñoz Ledo pretende formar un ejercicio reaccionario a la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, donde intentará responder a los temas tratados por el mandatario por las mañanas, en un claro intento de minar la popularidad del Gobierno de México durante esta temporada electoral.

“Los que quepan, no es muy grande el espacio, quizá podríamos transmitirlo por redes sociales, pero es un ejercicio de comunicación para responderle al Presidente, eso es lo que se requiere. Son muchas las inconsistencias, por ejemplo, dijo que llevaría a provincia todas las oficinas de gobierno: mentira, no ha movido ni una sola, pero de eso ya no habla, no sostiene el discurso, cada día sale con una nueva ocurrencia”, destacó Muñoz Ledo.

Ya completamente alineado con el pensamiento y argumentación conservador, confirmó que también está preparando un grupo de defensa de los organismos autónomos, “como el INE, el Coneval, el INEGI, el Ifetel, o el Banxico, no podemos seguir con una política económica de ocurrencias y caprichos”.

En una presentación simplista y hasta pueril, expresó que “imagínate a los jueces yendo a tocar casa por casa, para conseguir que los ciudadanos acudan a formar casillas, o calificando la elección; en el pasado fue la Secretaría de Gobernación la que calificaba y así nos fue, eso es totalmente inconstitucional, pero es parte de estas ideas inconsistentes que se le ocurren al Presidente. No estoy defendiendo al INE, por supuesto que requiere que lo reformemos, pero hombre, no llegar a excesos”.

Después de haberse formado en las filas de la oposición, Muñoz Ledo se sorprende de que sus compañeros de bancada lo estén excluyendo del trabajo legislativo, evitando su participación en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Y continúa con descalificaciones al expresar que “Ellos son persecutores, yo sigo adelante. El problema que tenemos es que Andrés Manuel, o mejor dicho sus esbirros, son los que quieren controlar todo, centralizarlo”.

Finalmente deja saber su verdadera intención, al declarar “nada más nos queda el PRIAN y el nuevo PRI, espero ser suficientemente claro en esta referencia. A Movimiento Ciudadano no me voy a pasar”.

Con información de La Razón