Óscar Cingolani, profesor de la Universidad Johns Hopkins, dijo que la institución ha analizado el avance del coronavirus desde el origen de la pandemia y que ha notado un segundo rebrote de la enfermedad.

Dio a conocer que personalmente cree que habrá más de una vacuna en contra de este mal y que probablemente este fármaco podría estar listo a inicios del próximo año.

Explicó además que esta medicina no significa por sí misma la terminación del virus, pues todavía se debe garantizar el acceso a todo el mundo y hacer las pruebas pertinentes.

Yo tengo esperanza de que más de una vacuna con distintas plataformas sean más efectivas”.

Mencionó además que los precios de estos fármacos podrían disminuir en caso de que más de un laboratorio desarrolle diferentes fórmulas.

Estimó que el coronavirus no tendrá las mismas implicaciones a lo largo del tiempo y que puede convertirse en una enfermedad estacional a la que las personas podrían sobrevivir cada vez más.

Esta no va a ser la última pandemia con lo cual esto nos va a hacer despertar un poco en las medidas de higiene”.

Destacó que la cepa Covid-19 ha tenido más de mil mutaciones; una de ellas solamente la ha hecho más contagiosa, aunque no más mortal, ni menos apta para ser combatida por el cuerpo humano.

Explicó que hay dos tipos de inmunidad en contra del virus: una basada en los anticuerpos y la segunda es una genética que protege a las personas a partir de una característica innata del cuerpo humano.

Aquel que ha tenido la enfermedad que no se crea inmune”.

Informó que aún hay dudas de qué puede ocurrir en cuanto a las personas que se recuperan, pero indicó que muchas pueden ser asintomáticos e inclusive portadores del virus, aunque ya se hayan curado de este mal.

Declaró también que el uso de sustancias como la hidroxicloroquina es riesgoso, debido a que aún no se comprueban si son adecuadas para combatir al virus.

Hasta ahora no hay nada que haya probada, inclusive pueden ocasionar daño”.

Sobre el manejo de la pandemia en México, dijo que se podría incentivar el uso de cubrebocas y aumentar las medidas de higiene como la distancia social para impedir que se sigan aumentando los contagios.

Aseguró que se debe evitar viajar en aviones o en autobuses en medida de lo necesario, aunque las personas se hagan pruebas constantes de coronavirus.

Fuente: Heraldo de Mèxico