Para quienes tienen adeudos, comentó que el ‘borrón y cuenta nueva’ es a partir de hoy; se les aplicará tarifa 1F

La recepción de documentos para usuarios con adeudos históricos inició hoy en las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los 17 municipios de Tabasco y, de esta manera, hacer efectivo el acuerdo "Adiós a tu deuda", a partir de la firma de un nuevo contrato.

La entrada en vigor del convenio entre la CFE y el gobierno del estado se pospuso una semana, luego que el pasado 3 de junio por una falla en el sistema, de acuerdo a autoridades estatales, no pudo arrancar.

En las afueras de las oficinas de Ignacio Allende y Pedro C. Colorado, en Villahermosa, se observaba una fila de usuarios con sus documentos solicitados, aunque luego de ser atendida, Carmen Campos señaló que no pudo concretar el trámite, porque le dijeron que debía pagar un finiquito y no llevaba dinero, sólo los documentos solicitados.

De acuerdo al gobernador Adán Augusto López Hernández, habrá unas 70 cajas de atención en las oficinas de la CFE y, en próximos días, se pondrán a disposición módulos itinerantes a cargo de la empresa.

En entrevista, comentó que para quienes estaban al corriente de sus pagos, desde el 1 de junio entró en vigor la tarifa 1F, y es la que se reflejará en sus facturas de consumo que les lleguen a partir de esa fecha.

En el caso de quienes tienen adeudos, comentó que el “borrón y cuenta nueva” es a partir de hoy, pero tendrán que pagar lo que hayan consumido desde el inicio de junio con la anterior tarifa hasta el momento en que firmen su nuevo contrato y, a partir de allí, ya se les aplicará la nueva tarifa 1F.

Será el personal de la CFE el encargado de operar que haya eficiencia en los trabajos derivados del convenio con la empresa, puntualizó.

El pasado 14 de mayo, el mandatario anunció el contenido del acuerdo para cancelar alrededor de 11 mil millones de pesos de deuda histórica, que se remonta desde 1995 mediante la llamada “resistencia civil”, a fin de regularizar a los usuarios y todos comiencen a pagar sus consumos.

 

Con información Excélsior