El Gobierno de México anunció que prepara las leyes secundarias para las reformas constitucionales aprobadas que contemplan: la extinción de dominio, la prisión preventiva oficiosa para delitos graves y la creación de la Guardia Nacional.

En su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador cedió la palabra a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien detalló las tres reformas constitucionales aprobadas en estos 100 días de gobierno.

La titular de Segob informó que para la creación de la Guardia Nacional se oficiaron los Artículos 10, 16, 21, 31 ,35, 36 ,73, 76, 78, 89 de la Constitución y  el objetivo fue reformular el concepto constitucional de la Guardia Nacional como la institución policial federal responsable de las tareas de seguridad.

La funcionaria federal anunció que preparan ya las leyes secundarias de la Guardia Nacional tras la aprobación por los 32 congresos locales de este organismo de seguridad impulsado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La Guardia Nacional -que estará conformada por Policía Federal, militares y marinos bajo un mando civil- indicó que ya se están preparando, pues es una “obligación constitucional”, las leyes
secundarias que le darán cobertura.

Las leyes secundarias contemplarán una Ley de Guardia Nacional, una Ley Nacional de Uso de la Fuerza, una Ley Nacional de Registro de Detenciones así como reformas a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“También se revisarán otras leyes para tener coherencia y armonización legislativa”, dijo Sánchez Cordero.

Sobre la extinción de dominio, Olga Sánchez señaló que  se modificaron los Artículos 22 y 73 de la Constitución para ampliar el catálogo de delito sujetos a extinción de dominio a hechos de:

Corrupción.
Encubrimiento.
Extorsión.
Robo de vehículos.
delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.
Delitos cometidos por servidores públicos.
Informó que para la Prisión preventiva oficiosa para delitos graves se modificó el Artículo 19 de la Constitución para ampliar el catálogo de delitos en los cuales todo juez deberá ordenar la prisión preventiva. Estos delitos son:

Feminicidio.
Corrupción.
Abuso Sexual contra menores
Robo de Hidrocarburo.
Robo a casa habitación
Desaparición forzada.
Delitos electorales.
Portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.
Robo a Transporte de carga.
Se informó que las otras dos reformas constitucionales también contarán con sus leyes secundarias, que permiten las implementación de dichas normas.

En su turno de palabra, López Obrador explicó que la extinción de dominio permite recuperar bienes “mal habidos” de la delincuencia, tanto común como de cuello blanco.

Así, los delitos convertidos en graves son los de corrupción, robo de combustible, fraude electoral, además de otros como el feminicidio o el abuso sexual contra menores.

La Guardia Nacional tendrá el objetivo de reducir los altos índices de delincuencia que sufre el país, donde el pasado año se registraron 33,341 asesinatos, siendo el más violento de la historia
de México desde que empezaron los registros en 1997.

Este organismo causó polémica en un inicio dado que López Obrador pretendía que tuviera una dirección militar, lo que fue criticado por la oposición y organizaciones defensoras de derechos humanos.

Finalmente, tras un acuerdo entre todos los partidos políticos mexicanos, se estableció que la Guardia Nacional tendrá un carácter civil, una dirección policial y los militares solo participaran en ella durante cinco años, para luego regresar a los cuarteles.

 

Con información Noticieros Televisa