Ciudad de México.- Los presuntos vínculos entre el delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez, y Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, líder de la célula criminal que opera en aquella demarcación, van más allá de lo empresarial. Fuentes de inteligencia policial de la Ciudad de México que buscan desmantelar esta red aseguran que el capo ordenó asesinar al principal contrincante político del actual delegado, frente a quien pudo perder las elecciones en 2015.

En un video enviado a EL UNIVERSAL un testigo relata, sin dar detalles, que “desde las elecciones, mandaron a matar al otro candidato porque iba muy arriba y Felipe lo mató para que quedara Salgado”.

Se trata de Jesús Téllez Mendiola, quien antes de su ejecución era el presidente de la Unión de Concesionarios y Comerciantes del Bosque Tláhuac. La víctima desde 2103 empezó a denunciar y a hacer pública la red criminal que encabezaba El Ojos, pues su agremiados eran extorsionados e intimidados por gente de Pérez Luna; también era el principal detractor del actual delegado, a quien acusó en diversas ocasiones de trabajar de la mano con estos delincuentes.

Téllez Mendiola incluso denunció antes de su muerte, el 24 de abril de 2014, en la Fiscalía de Tláhuac, las amenazas e intimidaciones que había recibido de parte de esta agrupación criminal; sin embargo, la carpeta de investigación no procedió y de hecho actualmente no existe registro de ella, en ese momento el otrora líder de comerciantes y militante del PRI acudió a sus amigos asambleístas del mismo partido para denunciar los hechos.

El entonces diputado del PRD y ex delegado de Tláhuac Rubén Escamilla, tras la muerte, pidió a la Asamblea guardar un minuto de silencio por el líder priísta y de ambulantes.

Sumaba simpatías.

De acuerdo con la investigación que lleva a cabo el Gobierno de la Ciudad de México, Jesús Téllez estaba ganando adeptos, así como la aceptación de los habitantes de la delegación Tláhuac.

Su activismo incluso lo llevó a protestar por los daños ambientales que en su momento supuestamente ocasionaron las obras de la construcción de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, con lo que el dirigente comerciante ganó la simpatía de los líderes de los pueblos originarios de la demarcación.

Para esas fechas, Rigoberto Salgado también empezaba a ser nombrado como candidato de Morena. Su principal contendiente, según las encuestas de su partido así como la percepción ciudadana, era Jesús Téllez.

De acuerdo con el reporte de inteligencia, en 2014 la relación entre El Ojos y Salgado ya era muy fuerte, fue entonces que supuestamente decidieron acabar con el principal contrincante del actual delegado.

Datos de la procuraduría capitalina detallan que Téllez fue cazado por sicarios de Felipe, una vez que éste dio la orden en el cruce de las calles Jazmín y Siempre Viva, en Tláhuac, le propinaron cuatro tiros para después abandonar su cuerpo en un terreno baldío, junto con un mensaje dirigido a los comerciantes que lideraba el occiso; se ordenaba alinearse con El Ojos o correrían con la misma suerte.

Tras el homicidio, Rigoberto Salgado tuvo el camino libre para ganar las elecciones y nadie más cuestionó su candidatura, por si fuera poco, contó con el respaldo y votos de los comerciantes y mototaxistas detractores.

Ningún resultado por muerte.

De 2014 a la fecha, la procuraduría local no tiene avances del homicidio.

Testimonios del primer círculo cercano del líder priísta acusan que el responsable del homicidio fue José Eduardo Zamora Jaimes, El Cholo, jefe de sicarios de El Ojos. Debido al temor que esta célula criminal imponía en la demarcación, nadie exigió el esclarecimiento del homicidio.

El caso quedó archivado. Al año siguiente se realizaron las elecciones para jefe delegacional donde Rigoberto Salgado ganó ampliamente, pues no tuvo rivales.

Vía El Universal