* El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados informó que para este año el estado de Chiapas se quedó sin importantes megaproyectos, sobre todo en materia de infraestructura turística, lo que impactaría en la llegada de turistas nacionales e internacionales.

Ciudad de México.- Así lo dio a conocer a través del documento “Recursos Identificados para el Estado de Chiapas en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017”, el cual informó que además de los recursos que la Federación deposita en la Tesorería de cada entidad federativa, también se encuentra el monto de recursos que ejercen de manera directa las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal en los estados y municipios.

Además de las Participaciones y Aportaciones Federales, las entidades federativas reciben transferencias adicionales para la atención de necesidades específicas a través del Ramo 23 Provisiones Salariales y Económicas.

Para el PEF aprobado para 2016 y 2017, este Ramo incluye recursos para el Fondo Metropolitano, los Proyectos de Desarrollo Regional, el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal, el Fondo para la Accesibilidad de las Personas con Discapacidad, el Fondo de Capitalidad y recursos para el Programa de Seguridad y Monitoreo en el Estado de México.

Asimismo, para los dos años se consideran recursos para el Fondo Regional, sin embargo, en 2017 este fondo no presentó distribución geográfica en los anexos del Decreto, no siendo posible reportar en 2017 el monto correspondiente por concepto de este Fondo.

En este sentido, respecto a los megaproyectos que se quedaron sin recursos para este 2017 en comparación con el año anterior, destacaron la segunda etapa del malecón de Puerto Madero, en el municipio de Tapachula, con 50 millones de pesos, la segunda etapa de la construcción y equipamiento del Centro de Convenciones de San Cristóbal de las Casas (MUSAC), con 75 millones, infraestructura para el estado de Chiapas, con 140 millones y remodelación y equipamiento del Parque Central de Tuxtla Gutiérrez, con 85 millones.

Esto, aunado a la suspensión del proyecto más importante de turismo en el estado de Chiapas, que sería construido en este año: el Mirador Volado del Parque Nacional Cañón del Sumidero, sin embargo no pudo llevarse a cabo a causa de una fisura en la pared donde sería anclado.

Vía El Estado