Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Como parte del seguimiento dado al caso ocurrido con los alumnos de la escuela primaria “Rafael Pascasio Gamboa”, el presidente del Colegiado Estatal Democrático de Padres de Familia en Defensa de la Nación, Daniel Martínez, reveló que recientemente sostuvieron una reunión con diferentes autoridades educativas y líderes magisteriales en la que se acordó que adheridos al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no defenderán al maestro acusado de violación por la magnitud del delito.

En ese sentido, manifestó que en la reunión trazaron estrategias que permitan la vigilancia de otras instituciones para disminuir estas fechorías en la entidad. Confirmó que el profesor se encuentra llevando el proceso penal correspondiente y serán las autoridades del estado quienes determinen su situación jurídica, sin embargo, ellos han solicitado que el acusado pague por lo cometido y no en un tiempo corto quedé en libertad.

Martínez detalló que por respeto al proceso jurídico que se lleva, las madres y niños afectados directamente se han mantenido al margen, sin embargo, se espera que en esta semana reinicien las clases en la escuela, pero los infantes vulnerados tendrán que ser atendidos por especialistas.

Explicó que, por la gravedad del asunto, se tratan de casos delicados que merecen no solo una atención psicológica, sino todo un proceso de rehabilitación y fue uno de los compromisos que asumió el subsecretario de Educación Federalizada.

“De hecho eso fue lo que provocó, precisamente, toda la movilización que tuvo la escuela en estos días y estamos (…) en ese proceso, los niños reanudarán sus clases en base a los acuerdos, nada más se va a dar un conceso con los padres de familia”, agregó.

De la creación de un Comité de Vigilancia, dijo que están en un proceso de consensarlo con todas las partes involucradas para que no solo quede en la escuela donde se desarrolló el incidente, sino también en todas las instituciones, garantizando así la seguridad de los alumnos.

“Quizás se tenga que contratar a alguien específicamente para estar al cuidado de los baños, tener una vigilancia más estrecha, es asunto que vamos, todavía, a aterrizar bien, en el entendido que lo que queremos es mayor garantía para los niños”, remarcó.

Finalmente, el integrante del Colegiado Estatal de Padres de Familia remarcó que ellos no confían en su totalidad en las autoridades, por ello seguirán tan de cerca el caso que enviarán documentos a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que la situación no quede impune (El Estado).