Tuxtla Gutiérrez.- Los siete trabajadores que la noche del último día del mes de agosto fueron notificados que quedaban desempleados del Tribunal Electoral del Estado de Chiapas, fueron borrados del sistema electrónico toda vez que este jueves primero de septiembre cuando quisieron checar su ingreso ya no pudieron hacerlo, con lo que confirman su suerte echada por el magistrado presidente Arturo Cal y Mayor Nazar.

Sin importarle que los trabajadores tuvieran 18, 16, 10, 6 y 4 años de servicios, esta autoridad rescindió la relación laboral del Tribunal Electoral con ellos por motivo de haberles perdido confianza, según el documento que les giraron después de las tres de la tarde, poco antes de terminar su jornada laboral, declararon a través María Elena Santiago Macías, quien se desempeñaba como auxiliar administrativo.

En el viacrusis que viven a partir de este día, sienten que han quedado en estado de indefensión, porque la demanda la tendrán que hacer ante el mismo Tribunal Electoral, el cual resolvería sus casos, donde sin duda lo harían a su criterio.

Llegan a la conclusión de que los despiden porque en la actual administración de Cal y Mayor Nazar contrataron a más personas, entre las cuales hay familiares del magistrado presidente, conocidos o compromisos que tiene que cumplir.

Santiago Macías indicó que conforme al documento que les dieron no los van a liquidar, inclusive ni su salario de la última quincena de agosto les han dado, además de los útiles escolares que se los quedaron a deber.
Indicaron que el magistrado presidente busca heredarle conflicto al próximo magistrado presidente que será electo el 7 de octubre próximo, en tanto a ellos quedan con hijos en la universidad y en educación básica, algunas madres solteras.

Por la noticia que queda desempleado, Otilio Nandayapa Escobar, quien se desempeñaba como auxiliar administrativo en el área de archivos desde hace 18 años, fue a parar al médico la noche del miércoles hasta las cero horas de este jueves, debido a que se le subió la presión arterial.

Lamentó que de esa manera lo traten luego de que se entregó al trabajo y en cada proceso electoral se redoblaban los esfuerzos, desvelos, abandono de familia y mal comidos, sin gratificación como se dio injustamente en 2015.

Revela que desde la llegada de Arturo Cal y Mayor Nazar se suspendieron los permisos para poder ir a la tienda a comprar algo para comer, ni para ir al médico si no es mediante oficio.

Andrés González, se desempeñana en el área de informática como analista programador especializado, aseguró que ya han despedido a varios antes de ellos y todavía se dice que hay una lista de otras 40 personas.
Ingrid Pola, quien ha sido auxiliar administrativo en el Tribunal Electoral, aseguró que no les han pagado la quincena ni otros bonos que les corresponde por ley, en tanto es madre de tres hijos.

Martha Lorena Cigarroa Matías se desempeñaba como analista profesional especializado, es madre que trabajaba para poder llevar alimento a sus hijos.

ASICh