La representante de la Red de Familias Víctimas de Feminicidio, Selene Domínguez, informó que se ha constatado un repunte en las agresiones a mujeres, obviamente falta información oficial que no se ha querido hacer público desde hace tiempo, ya sea por la Fiscalía General del Estado o el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

"El que no se hagan públicas las cifras seguramente que no es porque no las tengan, seguramente que no quieren aumentarle a la pandemia del Covid 19 la otra pandemia que es la violencia hacia las mujeres y las niñas".

Desde que se comenzaron a documentar los casos de feminicidios en Chiapas en el 2012, "hay miles de casos", desafortunadamente no es posible comparar las cifras de las organizaciones de la sociedad civil con los datos de la Fiscalía General del Estado.

Dijo que la mayoría de los casos de feminicidios no se han esclarecido, algunos tienen algún esclarecimiento pero no son reconocidos como feminicidios, muchos implicados siguen gozando de la impunidad al no garantizar el acceso a la justicia para las víctimas y sus familiares.

No hemos encontrado una forma de contrastar resultados porque la Fiscalía General del Estado no emite información y nos quedamos solo con los datos de las organizaciones de la sociedad civil, durante la pandemia del SARS Cov2 (Covid 19) desde finales de febrero del 2020, hubo un incremento de los delitos de violencia familiar y abuso sexual, mencionó Domínguez.

Todos los días tenemos noticias de agresiones a mujeres, de lo que está documentado, pueden haber muchos casos que no se sepan o no trascienden porque las víctimas se abstienen de denunciar la violencia física, sexual, económica, psicológica, de abandono, y demás, no sabemos cuántas carpetas de investigación están abiertas.

Puntualizó que el año pasado se dio a conocer que habían más de 6 mil carpetas de investigación abiertas por violencia familiar, ni siquiera había personas sujetas a proceso, mucho menos en prisión, no sabemos a cuántas se les vinculó a proceso.

Los casos más recientes se registraron en Pichucalco el 1 de enero, en Tapachula el 10 de enero, y de acuerdo con el Observatorio Feminista, el 2020 cerró con 176 muertes violentas de mujeres, de las cuales 67 son feminicidios, 87 tentativas de feminicidio.