Las autoridades ordenaron el cierre definitivo de las casas de empeño en Chiapas, regresando con sus operaciones hasta el 30 de abril por la emergencia sanitaria que se enfrenta en la entidad por el coronavirus (Covid-19).

Así lo dio a conocer Javier Antonio Ruiz Morales, presidente de la Asociación Chiapaneca de Casas de Empeño, quien sostuvo que disculparán las deudas de los pignorantes y no cobrarán el interés correspondiente al mes de abril.

Señaló que tendrán que absorber la deuda de los usuarios que tienen sus prendas de valor en alguna de las 113 casas en el estado, en donde 800 mil pesos solamente corresponden a Tuxtla Gutiérrez.

Con relación a la situación de los empleados, el presidente de la Asociación de Casas de Empeño sostuvo que los mantendrán con el salario mínimo durante el tiempo que estén sin actividad; en cada establecimiento de este tipo se cuenta con al menos tres empleados.

“Vamos a cerrar y esperar a que pase la contingencia, para con base en ello seguir trabajando. Nosotros propusimos una prórroga para los clientes de un mes, sin cobrar moratorio ni intereses para no cerrar, pero la orden fue tajante por lo que nos vemos en la necesidad de cerrar, aunque no cobraremos lo que corresponde al mes de abril”, aseveró.

La mayoría de negocios poco a poco han ido bajando sus cortinas en la capital, en donde a los primeros que se les emitió la orden fue a los centros botaneros, cantinas y bares nocturnos al ser un foco de infección probable por acumulamiento o aglomeración de personas.

Asimismo, las unidades de transporte colectivo representan un gran riesgo al igual que los taxis, por lo que las autoridades correspondientes ya emitieron medidas en esta fase, reduciendo al 50 por ciento el número de unidades y la misma cifra para dejar de subir pasajeros.