Un hombre de 35 años de edad fue expulsado de su localidad de origen, acusado de un delito que no cometió, debido a que no coincide con la mayoría de los pobladores que pertenecen a la Iglesia Nacional Presbiteriana, por su forma de vida social y religiosa.

El 1 de enero del presente año, Rafael Morales López fue encarcelado debido a que se encontraba ebrio, algo que tienen prohibido en la localidad de Santa Ana Las Flores, municipio de Las Margaritas.

Por este hecho fue encarcelado en un salón de la escuela primaria de la localidad, en donde permaneció encerrado 13 días, además le exigían una multa de 30 mil pesos como castigo y para su liberación.

Morales López señaló que fue acusado falsamente por el delito de violación, por lo que las autoridades ejidales optaron por trasladarlo a la cabecera municipal de Las Margaritas, vaciando su vivienda y llevando las pertenencias hasta la agencia del Ministerio Público.

Dijo que, sin prueba alguna, fue expulsado de su localidad y al llegar al Ministerio Público no hubo delito que perseguir y quedó en libertad.

Acusó que sus pertenencias quedaron bajo resguardo de la autoridad ministerial en donde permanecen en el patio de la oficina ubicada en la 3ª calle Sur Oriente, barrio Centro de Las Margaritas.

Por este hecho, Rafael Morales López exigió a la Fiscalía General del Estado investigar el incidente, debido a que tiene conocimiento que las autoridades ejidales fueron asesoradas por Wilber Villavetia Pérez, jurídico del Ayuntamiento de Las Margaritas, apoyado por un regidor de nombre Israel Cruz Santis, quien es originario de la localidad a la que pertenece.

Morales dijo que todo se debe a un problema agrario, cuando se negó a ceder 400 metros lineales por seis metros de ancho de su parcela, para que abrieran un camino que los condujera al río de la localidad.

Desde ese entonces fue agobiado por la comunidad, que en un 80 por ciento es de religión presbiteriana, hasta que finalmente por decisión propia y para evitar represalias concedió el terreno a la comunidad.

Por último, indicó que perteneció a esta congregación evangélica pero no coincidió con las cosas que decían, por tal motivo decidió caminar solo, es por ello que “me he vuelto blanco de críticas y presión, al grado de ser expulsado”.

 

Con información Cuarto Poder