Los legisladores coincidieron que la revocación de mandato es una figura de democracia directa que permite a los ciudadanos decidir si un funcionario continúa o no en su cargo

Con 34 puntos, el Congreso del Estado de Chiapas aprobó el decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Consulta Popular y Revocación de Mandato.

En sesión ordinaria, los legisladores coincidieron que la revocación de mandato es una figura de democracia directa que permite a los ciudadanos decidir si un funcionario continúa o no en su cargo donde; además, se reivindica el poder del pueblo para retirar de sus funciones a quienes incurran en incumplimiento de su responsabilidad que le fue conferida a través del sufragio.

En la cadena de comentarios positivos de los diputados, agregaron que esto permitirá mantener un equilibrio y a ponerle límite a los poderes ejecutivos estatales y federales.

Para la diputada Maura Alicia Mendoza Álvarez, es una garantía que debe tener rango constitucional y “que será posible en el congreso de la cuarta transformación”.

 

Con información heraldo de méxico