Los denunciantes señalan que la presión ejercida es directa y les dan seguimiento por lo que muchos han accedido a hacerlo, para seguir trabajando en este gobierno municipal identificado con ese partido.

Los denunciantes señalan que no están en contra del PRI ni a favor de otros partidos, pero sí del condicionamiento de su trabajo para pertenecer a este partido 

Agencias

Tapachula 

Trabajadores del ayuntamiento de Cacahoatán son obligados a afiliarse al PRI, mediante una invitación condicionada por la dirigencia de ese órgano político les señalan que pueden acudir a hacerlo a cualquier hora incluso en horario laboral.

 

Los denunciantes señalan que la presión ejercida es directa y les dan seguimiento por lo que muchos han accedido a hacerlo, para seguir trabajando en este gobierno identificado con ese partido.

La actual dirigente local es Selene Adriana Canel López, quien además se ostenta como asesora en el ayuntamiento del presidente Julio César Calderón Sen y es esposa del tercer regidor presidente de la Comisión de Obras, en el condicionamiento y facilidades para afiliarse hay evidencias, incluso se realiza por grupo como los trabajadores del área de Protección Civil que en horario laboral acudieron a este trámite que debería ser voluntario y personal.

Y es que entre los trabajadores afines al alcalde Calderón Sen de afiliación priista y que participaron en la pasada campaña, existen algunos que han empezado a realizar actos proselitistas entre estos Canel López, quien mantiene controversia directa con algunos funcionarios locales.

Las acciones de afiliación se han intensificado conforme avanza el proceso de renovación de las dirigencias del Partido Revolucionario Institucional en cada una de las entidades y municipios, sin embargo en Cacahoatán hay una marcada división de liderazgos pues aquellos que consideran que realmente trabajaron en el más reciente triunfo se han visto desplazados por incondicionales del alcalde.

En particular, en Cacahoatán hay molestia contra la actual dirigencia del PRI que encabeza Selene Adriana Canel Pérez, esposa del tercer regidor del ayuntamiento, Julio Ernesto Padilla quien es presidente de la Comisión de Obra Pública, esta pareja en busca de su posición política realiza actividades políticas dentro del ayuntamiento con el fin de posesionarse de cara a las aun lejanas elecciones municipales.

Los denunciantes señalan que no están en contra del PRI ni a favor de otros partidos, pero sí del condicionamiento de su trabajo para pertenecer a este partido, acusaron que la actual dirigente se porta de manera prepotente y ha protagonizado escándalos en espacios públicos en horarios laborales por problemas sentimentales y celos.

 

 Con información de: Oye chiapas