El hombre quedó sepultado después de que la maquinaria pesada utilizada en la obra provocara la vibración y el deslizamiento de tierra

Un hombre que realizaba trabajos de drenaje en una zanja murió tras caerle un alud de tierra en Ocosingo, Chiapas.

Según Protección Civil, el hombre, quien se desempañaba como ayudante de albañil, quedó sepultado a cuatro metros de profundidad, después de que la maquinaria pesada utilizada en la obra provocara la vibración y el deslizamiento de tierra.

Por más de dos horas y media, elementos de Protección Civil y Policías Municipales trabajaron para rescatar el cuerpo del trabajador.

Las autoridades iniciaron las investigaciones para deslindar responsabilidades.

 

Con información Noticieros Televisa