Resultan contrastantes los datos que se emiten a la población en un estado que para su gobierno, todo marcha miel sobre hojuelas, pero que en su realidad la anarquía está llegando a su máximo y preocupante nivel.

Es injustificable las declaraciones del propio gobernador quien en entrevista manifestó, que con pruebas asegura que a partir del 08 de diciembre, no ha habido un solo feminicidio en Chiapas. Seguramente el gobernador vive enajenado de la cruel realidad.

“Por otro lado los organismos como el Observatorio Feminista contra la Violencia a las Mujeres de Chiapas, así como de diversos colectivos y organizaciones civiles han documentado la violencia feminicida en Chiapas y coinciden que tan sólo en lo que va de 2019 se han registrado 18 muertes violentas de mujeres, entre ellas una adolescente de 15 años.”

“Los colectivos han documentado también al menos 27 casos de violencia contra las mujeres, de los cuales 12 fueron clasificados como violencia física, 12 como violencia sexual –10 contra niñas y adolescentes– y tres como violencia patrimonial.”

“Señalaron que a estas cifras se suma la desaparición de 14 mujeres adultas y 19 niñas y adolescentes (de entre tres y 17 años de edad), de las cuales 15 han sido localizadas.”

Las cifras son preocupantes, estamos hablando que en la entidad se asesina a una mujer cada 3 días (teóricamente) sin tomar en cuenta las desaparecidas, las que sufren violencia doméstica y demás que no se encuentran en los registros de estos organismos.

Las declaraciones del gobernador Rutilio Escandón son por demás irresponsables, dejando a la deriva los 18 casos presentados este año, en la práctica está dando carpetazo y en los hechos dando impunidad a los responsables de tan lamentables hechos.

Qué le puede esperar a la población chiapaneca con un gobierno que aún no aterriza de la nube, que sigue en la borrachera del triunfo electoral y que no se ve el actuar como el gobierno que el chiapaneco esperó, el gobierno del cambio, el gobierno de la 4a, de la transformación de 4a, pero... y usted qué opina???

 

Por Paco Muñoz