"Justicia para la frontera sur" piden empresarios y colocan carteles como protesta.

Los empresarios dirigieron una misiva al Gobernador Rutilio Escandón y al Congreso de la Unión para que se modifique la medida preferencial impuesta por el Gobierno de la República.

Además, los empresarios colocaron carteles en sus negocios a manera de protesta pacífica.

"¡Justicia para la frontera sur! IVA al 8 por ciento e ISR al 20 por ciento", dice la consigna.

Miguel Reyes del Pino, representante del Frente Unidad Ciudadana que agrupa a varias Cámaras y Colegios, urgió que la región cuente con tasas impositivas preferentes para generar inversión, empleo, infraestructura y crecimiento.

El empresario refirió que la entidad es de las más pobres del País, por lo que debe tener consideraciones para revertir el rezago que es histórico.

Reyes recordó que la frontera con Guatemala ya tuvo antes de 2013 una tasa diferenciada del resto del País, pero tras reformas hacendarias que permitieron su homologación, varias empresas se retiraron.

"Desde entonces los negocios no han prosperado y se han estacado", acusó el representante.

Agregó que en Guatemala los impuestos son menores y los precios de las gasolinas también son más bajos, lo que alienta el tráfico.

Además una de las principales actividades económicas de Chiapas es la agricultura por lo que la reducción del IVA e ISR favorecería de igual forma el desarrollo del campo.

Roberto García Zenteno, empresario local, agregó que es necesario que las empresas generen ingresos constantes y los impuestos preferenciales les permitiría ese impulso.

"Espero que este propósito de beneficiar a las fronteras no se olviden de la frontera sur, no sólo somos una ciudad que permite el ingreso de migrantes, somos una zona que requerir de estos beneficios para crecer", apuntó.

La inflación que registra el costo de los productos y bienes para los consumidores cerró el año con una nueva alza impulsada por el aumento en los productos agropecuarios, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde los estados del sureste son los más afectados.

En la medición de diciembre registró un incremento de 0.70 por ciento mensual, para colocarse en una tasa anual de 4.83 por ciento, fuera del rango objetivo del Banco de México de 3.0 por ciento +/- un punto porcentual a tasa interanual.

El incremento al mes de diciembre es el más alta desde 2011, según el registro de Inegi, a pesar de que el banco central en orden de contener el efecto inflacionario ha llevado su tasa a 8.25 por ciento.

El componente subyacente, que no contempla energéticos ni productos agropecuarios, registró un aumento de 0.47 por ciento, con lo que alcanzó una variación anual de 3.68 por ciento; mientras el índice de precios no subyacente aumentó 1.39 por ciento, obteniendo así una tasa anual de 8.40 por ciento.

Por segunda ocasión, los energéticos no impulsaron el índice como se venía registrando, de hecho redujeron costos, pero el transporte aéreo sí con un avance de 33.24 por ciento; el chile serrano, el tomate verde, los nopales y otros chiles frescos vieron incrementos entre 42.62 por ciento y 13.38 por ciento.

La ciudades donde se encarecieron más los productos fueron Toluca y Atlacomulco, en el Estado de México; Izúcar de Matamoros, en Puebla; Cortazar, en Guanajuato, y Tapachula, Chiapas.

Banco de México elevó la tasa clave de interés hasta 8.25 por ciento a fines de diciembre, su mayor nivel en más de 10 años, y en la minuta de su más reciente decisión advirtió que las expectativas de inflación siguen altas y sujetas a riesgos estructurales, por lo que debe reforzar su postura monetaria.

La entidad monetaria advirtió que el entorno continúa reflejando la incertidumbre sobre las políticas del nuevo gobierno mexicano que inició el 1 de diciembre pasado, cuando Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia.

 

Con información de: Noticias NVI