Húbert Ochoa (twitter: @huberochoa)
 

   La autoridad decreta libertad bajo reserva de ley cuando no existen elementos para procesar a un indiciado. Eso obliga al ministerio público a fortalecer pesquisas y allegarse de nuevos datos para actuar contra el inculpado reanudándose el juicio penal.

   El lunes 7, 28 normalistas de la escuela normal superior de Chiapas y de educación especial afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (la diabólica CNTE), fueron dejados en libertad bajo reserva de ley porque ninguna autoridad en Chiapas los halló culpables de secuestro, lesiones y ataques a las vías generales de comunicación.

   Los normalistas fueron detenidos el sábado por la noche en un operativo de la Policía Federal Preventiva. Son 19 varones y 9 mujeres. Los trasladaron a las ergástulas de la Procuraduría General de la República en Tuxtla Gutiérrez.

   Ese sábado por la noche una persona hizo una llamada de emergencia para reportar que en la caseta de Ocuilapa, sobre la autopista Ocozocoautla-Las Choapas, una falange de delincuentes exigía a los automovilistas cuotas voluntarias para permitirles el libre tránsito. Tenían tomada la caseta. Secuestraron un autobús de pasajeros y al chofer le habrían atacado a golpes.

   La policía actuó sigilosamente y con destreza profesional capturó a los vándalos en flagrancia.

   En el argot policíaco-periodístico se diría que han sido apresados con las manos en la masa. Con evidencias contundentes. Y desde luego que no se trata de un asunto de panadería al señalar que fueron capturados con las manos en la masa, sino que hablamos ni más ni menos que de legalidad y Estado de Derecho.

   El problema más grave de este país se llama impunidad. Es el cáncer que corroe las entrañas de la nación por la incompetencia –que se vuelve complicidad- de jueces, ministerios públicos o distintos mandos ministeriales que sólo replican lo que ven en la cúpula. Es un ejemplo repugnante.

   Ese artilugio legaloide ha permitido a la CNTE y a sus alas más recalcitrantes cometer cualquier cantidad de abusos en contra de una sociedad que vive en estado de indefensión. Estamos sometidos al terror y, francamente, ya no sabemos a quién pedir help o lanzar angustiosos S.O.S.

   Parece que habitamos Ciudad Gótica.

   A los delincuentes se les descubrió el botín: 12 mil pesos producto del robo a los automovilistas. ¿Qué más pruebas necesitaba la autoridad para llevarles a un juicio riguroso y sin aldabas, para castigarles con todo el peso de la ley por la gravedad de los hechos cometidos?

   De inmediato la CNTE lanzó un comunicado con su lenguaje beligerante y temerario de siempre. El que ya le conocemos y con el que tiene al gobierno arrinconado contra la pared.

   Habló de represión institucionalizada. Reprobó la ley del garrote. Y advirtió que si los salteadores de caminos no eran puestos en libertad de inmediato iniciaría una serie de movilizaciones. En menos de 48 horas el gobierno reculó.

   Al saberse impunes porque ninguna autoridad les castiga sus atrocidades, esos normalistas encapuchados y armados mañana estarán tomando esa u otra caseta. O quizá bloqueando una carretera y reprimiendo a los ciudadanos que por trabajo o disfrute deben trasladarse de un lugar a otro. Los turistas sufren las mismas consecuencias.

   La CNTE es en efecto una nueva modalidad del crimen organizado. Lejos de combatirla con todos los recursos legales a su alcance, el gobierno largo tiempo le ha facilitado impunidad y en tal limo esa guerrilla es capaz de perpetrar los delitos más abominables que uno se pueda imaginar, incluido el asesinato. Así pasó en Nochixtlán, Oaxaca. Y de verdugo enmascarado la CNTE pasó a víctima inmaculada.

   DAVID GEMAYEL

   La de David Gemayel es una historia de trágica manipulación. Hace 36 años surgió la CNTE como contrapeso del charrismo sindical que no era otra cosa que combatir desde adentro cacicazgos políticos magisteriales. Los de Carlos Jongitud Barrios y el de la maestra Gordillo sólo dos de ellos.

   Hace 36 años la CNTE no era lo que es hoy. Hace 36 años la CNTE y sus líderes tenían ideales concretos. Conozco a quienes la fundaron. Hoy la CNTE es una agrupación terrorista dispuesta a todo y extraviada de la auténtica lucha magisterial.

   La CNTE puede hasta perseguir y violentar los derechos de sus propios compañeros maestros a quienes considera traidores por no participar en las marchas contra el gobierno. Es canibalismo atroz.
David Gemayel Ruiz Astudillo tenía 28 años de edad cuando cayó ultimado por la brutalidad de la manipulación.  

   ¿Por qué ese martes 8 de diciembre de 2015 David Gemayel no estaba dando clases en su escuela Enrique Rodríguez Cano de Ocozocoautla?

   Carnaza de quienes controlan a la CNTE, el joven –que tenía una vida por delante y padre de Kiyoshi, un niño de 5 años de edad hoy huérfano- dejó tirada su escuela para unirse a la revuelta. 

   El aguijonazo del mangoneo, venenoso y letal, había surtido efecto en David Gemayel y, mezclado en un grupo de furibundos maestros, con diestra ferocidad se enfrentaba a la policía en el crucero al aeropuerto viejo, rumbo a Ocozocoatla.

   Es contundente el informe policial: David Gemayel Ruiz Estudillo perdió la vida “cuando varios de sus compañeros se apoderaron de un autobús que pusieron en marcha con el objetivo de atropellar a un grupo de policías. Sin embargo, al realizar esta maniobra lesionaron a tres sus compañeros, perdiendo la vida Ruiz Estudillo”.  

   David Gemayel murió asesinado por sus mismos compañeros.

   A sangre y fuego la CNTE quiere tumbar una reforma constitucional que no es punitiva, sino perjudicial para una camarilla de ladrones, pillos y gamberros que han vivido exquisitamente cobijados en la impunidad y la riqueza que les ha dado el gobierno.

   En medio está la sociedad. Es la sociedad que trabaja y reprueba la barbarie de la CNTE. Es la sociedad que está hasta la madre de impunidad, de los cotos extensos de poder que da el gobierno a la CNTE liberando y apapachando a sus terroristas cuando debe enfrentarlos sin vacilaciones para garantizar el Estado de Derecho y eso que llaman democracia.

   (En una democracia real, una mayoría no puede ser rehén de una minoría patibularia).

   En medio está esa sociedad que, pronto, se va a cobrar los agravios.

   NORTES

   INTENSA jornada de trabajo la del gobernador Velasco por Tapachula. Reunió a toda la clase política y empresarial del país para dar seguimiento a la zona económica especial y el parque industrial Puerto Chiapas. Genial eso…LA responsabilidad de un gobernante no sólo es administrar los bienes del pueblo. También está obligado a procurar la armonía y la paz. Fernando Castellanos Cal y Mayor hace muy bien las dos tareas: cuida nuestra lana y da un combate feroz a los malosos. El fin de semana la policía capitalina desmembró una banda conocida como La Pulga, sin duda de las más sanguinarias que tenía su territorio en Tuxtla. Cometieron al menos 20 asaltos violentos. Hoy ya no robarán más. Esperemos que la CNTE no salga a defenderlos…VÍ El Renacido por SKY. No entiendo por qué le dieron el Oscar a Leonardo DiCaprio. La única escena que me gustó es cuando el oso le da una arrastrada fenomenal. Se ve muy real...OSWALDO Chacón Rojas fue empleado y palafrenero de Pablo Salazar Mendiguchía. Funcionario bajo sospecha. Pero antes de llegar al IEPC-Chiapas se desempeñó como director de la Universidad Intercultural de Chiapas y dicen que es uno de los responsables del desastre financiero en ella. Que vacacionó en Cancún con dinero público. Ya le daré más detalles…ES TODO.