Samuel Chacón: inútil, adherente y sin cerebro
• El diputado federal da de qué hablar por ser torpe, mano-larga, beodo y peor aún, carente por completo de ingenio.

No hace ruido y así se debería quedar. El diputado federal Samuel Alexis Chacón, ex presidente municipal de Tapachula, señalado por mano-larga y torpe durante su administración (desapareció la nada despreciable cantidad de 630 MDP, aunque la cifra se queda corta) se ve mejor calladito y en su curul, devengando una (grande y jugosa) dieta, tal como a él le gusta.

Su falta de pericia es evidente. Tan fácil, con googlear su nombre, el Canal del Congreso arroja diversos resultados. El más llamativo: su participación el 20 de abril de este año, en la cual discuten una modificación a la Ley Orgánica del Congreso. (Un puñado de párrafos, en realidad.)

En el video se observa a un Samuel Chacón que arrastra la voz con desparpajo, probablemente pasadito de copas. Son fugaces las participaciones con las que cuenta el SEÑOR DIPUTADO, registradas en esta plataforma. En un año se pueden hacer muchas cosas, ¿no?

Si le rascamos un poco más, la página del Congreso de la Unión da como resultado que, al día de hoy, SAMUELITO ha participado, desde el 2015, en un total de 10 iniciativas, en calidad de ADHERENTE; lo que en lengua franca significa, que la propuesta fue presentada por otro legislador y él únicamente solicitó “adherir su firma”. Es decir, COLGADO DEL TRABAJO AJENO.

Con estas, sus más recientes cartas de presentación, Samuelito retomó la maravillosa idea de refrendar el convenio de colaboración con CONOCIDA CADENA DE COMIDA RÁPIDA, con el fin de INCENTIVAR “a los alumnos con mejores promedios de las distintas escuelas del nivel básico, para implementar el programa de desayunos escolares”. Gracias a las GRANDES GESTIONES del diputado federal del 12 distrito de Chiapas, el programa continúa.

“La idea es que los niños salgan de la rutina escolar, […] esto les sirve como un estímulo para mejorar su rendimiento escolar”, afirmó Carlos Renato Martínez Castillo, coordinador de educación de la Casa de Gestoría del diputado.

Otro de los beneficios de la participación de los niños en este programa, es que pueden ver de cerca el trabajo que se realiza y, por consecuencia, van y se lo cuentan a los amiguitos de clase. Imaginen ese ciclo maravilloso. Niños que consumen productos fritos, con altos niveles de colesterol, refrescos pro-diabetes, cuya máxima aspiración significa trabajar en una cadena de comida rápida. La imagen perfecta del México neoliberal de hoy.

Entendemos pues, porque SAMUEL CHACÓN es uno de los tantos diputados ADHERENTES que infestan el CONGRESO DE LA UNIÓN. Que sus asesores hagan favor de adherirle un poco de cerebro a esa cabeza hueca que no tiene capacidad, en primera, de fomentar iniciativas propias; en segunda, que no tiene más ideas para incentivar a la infancia chiapaneca ni mucho menos, al pueblo tapachulteco, al que saqueó y cuya presunta renovación está a cargo de Neftalí del Toro.