Emmanuel Cordero, hasta ayer presidente de Comitán, amenaza a las comunidades.

“Voy a volver a ser presidente y los puedo ayudar, pero si los veo en fotos con otros políticos, si los veo que permiten que entren otros políticos, olvídense”, es la frase que ha comenzado a hartar a muchas comunidades.
Sí, así como lo lee: la mejor estrategia del ausente por dos años y ahora aspirante a reelegirse no fue solo hacer obras por dos semanas, sino amenazar a la gente.
Lo que más ofrece y ‘garantiza’ Emmanuel son domos, es la principal oferta que hace para los colonos.
No hay propuestas mayores, no hay un nuevo plan de gobierno, casi casi como ‘sicario’ político es domo o pelas.
Eso ya no causó nada de gracia entre la gente, porque entre broma o verdad, esperaban muchísimo más de un joven a quien el poder le hizo mucho daño.
Y por si no fuese poco la soberbia y vil canallada con que se anda conduciendo el ahora aspirante, se dice muy influyente.
Esto porque su principal activo, aseguró que es el consentido del gobernador y por ello tendrá todo el apoyo para reelegirse.
Así el muy imberbe como presidente y ahora nefasto como suspirante a reelección.
El sicario político, domo o pelas.

 Cortesía de Letra Capital