En las últimas 24 horas, se registraron en el país 502 muertes y 10 mil 3 casos positivos por el nuevo coronavirus.

Por Abigaíl Domínguez:

En las últimas 24 horas, se registraron en el país 502 muertes y 10 mil 3 casos positivos por el nuevo coronavirus.

La Secretaría de Salud informó que la persona que trajo la nueva cepa del Coronavirus a México era asintomática, entró al país por la ruta aérea Ámsterdam – CDMX – Matamoros el día 28 de diciembre de 2020, 14 días después (10 de enero de 2021) se confirmó la existencia de la variante B117 de SARS-COV-2 en México.

Salud informó también que se les está dando seguimiento a 45 pasajeros del vuelo CDMX – Matamoros, de los cuales 2 se encuentran aislados por ser sintomáticos, 31 asintomáticos sin aislamiento y 12 personas no se han podido localizar.

Si pensabas que eso era lo malo, el día de ayer sábado en Michoacán el presidente López Obrador aseguró que: “…ora con la pandemia no nos fue tan mal o no nos ha ido tan mal”; según sus datos, todo es al revés. Lo que yo creo es que a él y a su familia no les ha ido tan mal.

Por lo pronto, el regreso a clases cada vez se acerca más; ¿presencial o virtual? Los estires y aflojes del Estado, se verán muy pronto, los oficialistas y algunos padres imploran el regreso, eso sí con las medidas sanitarias correctas, ¿Contará la Secretaría de Educación con los recursos necesarios para la compra de materiales de limpieza, y con el personal adecuado para las labores necesarias para desinfectar todos los días los espacios escolares? ¿O esa responsabilidad caerá a los padres de familia?

Por cierto, la CFE que preside el excelentísimo Manuel Bartlett, reconoció que el documento presuntamente enviado por Protección Civil de Tamaulipas referente al incendio que supuestamente causó el apagón de la semana pasada era falso. O sea, si existió, pero no fue la causa del apagón. Solo faltó que diera como ejemplo un suceso que sucedió en el 1988, pero que no existió, pero que, si se hizo, total también estamos hablando de apagones.

Mal debe empezar una semana, para quien lo ahorcan el lunes.