Asegura que su hermano nunca le comentó de alguna amenaza, por lo que considera era ajeno a la riña que se dio en el penal

Familiares de quién en vida respondiera al nombre de José Alfredo N pidieron justicia luego de que fuera asesinado al interior del Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) número 5 en San Cristóbal de Las Casas tras una riña de dos impactos de arma de fuego.

"Lo que desea la familia es que aparezca los responsables del asesinato de mi hermano y caiga todo el peso de la ley para quienes sean responsables, así sea el director Cereso o guardias, porque dicen que fue con un arma de fuego dentro de las instalaciones del penal, fueron dos balazos que le dieron", dijo Freddy Ramírez López, hermano de uno de dos presos fallecidos la mañana del pasado lunes.

A decir de familiares de otro de los reos que falleció, la riña derivó por la fuga de un preso que fue capturado cerca de la cárcel, por lo que pidió a las autoridades competentes investiguen y caigan los responsables del hecho "pedimos Justicia, sea quien sea".

Se dijo sorprendido del hecho, ya que cuando alguien ingresa al penal es revisado minuciosamente y sabe que se han dado riñas dónde se agreden con armas "hechizas" punzo cortantes, y es raro que alguien del penal tenga un arma de fuego, que alude existe complicidad de parte de las autoridades del CERSS 5.

José Alfredo cumplía una sentencia de 6 años y 8 meses, y le faltaba poco menos de un año para salir libre, y a sus 32 años, próximos a cumplir 33, fue asesinado, "ya vamos a luchar por Justicia, tenemos el apoyo de nuestra organización la OICH".

Ramírez López, aseguró que jamás su hermano le había comentado de alguna amenaza, por lo que considera era ajeno a la riña que se dio en el penal "y es urgente se tome cartas en el asunto y caigan los responsables".

En éste sentido, Juan Carlos "N" expreso del CERSS 5 aseguró existen irregularidades, ya que hay personas que introducen droga, "armas blancas", solapados por el director del penal, "no recuerdo el nombre del director pero fui golpeado en varias ocasiones, me abrieron la cabeza, mi familia demandó y nunca se hizo Justicia".

"Conocí a José Alfredo y es una persona que no se metía con nadie, tenía contacto con él, hay irregularidades, cuando desapareció el niño Dylan hubo otro muerto y no se hizo Justicia, no es justo que como ciudadanos merecemos respeto, fuimos malos elementos aquí afuera pero adentro deberían garantizarnos seguridades, existe personas privilegiadas, el director debería cuidar, conviví más de un año con José Alfredo, conocí a su familia y ojalá que caiga todo el peso de la ley contra los responsables", comentó.

 

Con información heraldo de chiapas