Piden castigo a sujeto que presuntamente secuestró y agredió su novia

La denuncia por el delito de tentativa de feminicidio no prospera y la vida de Yesenia "N" corre peligro, quien sufre amenazas de muerte de manera constante por parte de du ex novio.

 
 
 

Yesenia N. sufrió lesiones de muerte presuntamente en manos de su novio, por celos el pasado domingo 31 de Enero de 2021, a las 3 de la madrugada en manos de Alejandro Valdemar N.

Al parecer se encontraba bajo los efectos del alcohol, empezó a discutir por celos, la agredió dándole 3 golpes con el machete en la espalda y pierna izquierda, que le provocó una cortadura en la parte del cuello y la amenazo en repetidas ocasiones con un cuchillo, provocándole leve cortadura en el abdomen, la golpeó con puño en el rostro y cabeza, dejándole dos hematomas uno en labio superior y otro en el labio inferior y un hematoma en el ojo izquierdo.

Además de equimosis en cuello y en repetidas ocasiones le pegó con el tablero del carro, cabezazos en la nariz provocándole un fuerte sangrado, puñetazos en varias partes del cuerpo, provocándole moretones y lesiones en todo el cuerpo, en la mano izquierda le quito la uña del dedo anular, cuando este le doblaba la mano provocándole un sangrado.

La victima logro bajarse del carro en movimiento, gritando auxilio, pero nadie la escucho, el agresor detuvo el carro y se bajó e intento matarla ahorcándola hasta dejarla sin aliento, le suplico que no quería morirse, pero más apretaba sus manos para matarla.

Ante el temor de ser asesinada, ambos empezaron a forcejear, pero era imposible con su fuerza que tenía, la subió por la parte del copiloto jalándole del cuello para poder subirla a la fuerza, provocándole una lesión en la parte del cuello y huellas de sus dedos.

El presunto feminicida en potencia, llevó a la víctima a casa de su tía, por qué según su familiar le prestaría ropa para poder cambiarse, ya que la ropa estaba llena de sangre.

Al llegar a la casa seguía golpeándola, viviendo un calvario de desesperación, temor, miedo ya que la agresión ahora era frente a su tía Ana María "N" a quien pedía auxilio, pero se negaba a ayudarla, mucho menos prestarle un celular para llamar a su mamá, solo le respondía que esperara hasta que Alejandro se calmara, pero seguía siendo golpeada.

"Lo único que su tía decía que dejara de gritar que ella no quería problemas y mucho menos que sus vecinos se enteraran, por qué si no la iban a correr del edificio".

Alejandro recibió en repetidas ocasiones llamadas de su mamá Julieta "N", ella sabía de los hechos que estaba ocurriendo en casa de su hermana, le pedio ayuda gritando y ella no hizo nada, solo dijo “Que ella no quería problemas y que la dejará”, a lo cual Alejandro le contesto que ya en un rato llegaría a su casa, pero no fue así, siguió agrediéndola. Su mamá ni si quiera llego para ayudarla o auxiliarla.

En la denuncia la víctima dijo "Mi mamá fue a buscarme a casa de Alejandro y su mamá doña Julieta "N" le dijo que nos habíamos ido a una fiesta y que su Hijo Alejandro no le contestaba las llamadas, pero todo fue mentira, por qué la señora ya sabía de las cosas que estaban sucediendo y de lo que su hijo había hecho y no le dijo nada a mi mamá y se quedó callada", dijo la joven.

Después de las agresiones constantes fue a dejarla a su casa en compañía de sus primos, antes de entrar se estacionó y le dijo “Se que después de todo esto, ya no nos volveremos a ver”. A lo qué yo le respondí que no, se robó mi celular y no me lo quiso dar, hasta que yo le prometiera que le iba decir a mi mamá que había sido un asalto".

La agraviada pidió justicia y ninguna mujer pase por la situación que yo viví, pensó que ya no estaría para contarlo; Ahora teme por su vida, la de su hijo, madre y hermanos, por qué en varias ocasiones él la ha amenazado con matarlas.

Todo esto sucedió en varios puntos de la ciudad de Tapachula. 1. A la vuelta del salón de fiesta donde habíamos acudido a unos XV años, a la vuelta de su casa en solidaridad 2000, Casa de su tía Ana María.

Por ello pidió a las autoridades que se agilicen las investigaciones, debido a que temen por su vida.

 

Con informacion diario del sur