El Arzobispo de la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, presentó el proyecto de la Cafetería y Restaurante "Sabor a Cielo", en el Monumento al Glorioso Cristo de Chiapas, en Copoya, municipio de Tuxtla Gutiérrez.

Castilla consideró que el restaurante contribuye a crear un escenario de paz y de bendiciones, que el Glorioso Cristo de Chiapas permita experimentar la presencia y la cercanía de Dios en la vida de todos.

El Glorioso Cristo de Chiapas se ubica en el cerro Mactumactzá, en el ejido Copoya, en Tuxtla Gutiérrez, es una obra artística monumental que se inició en 1997 y que ha transcurrido muchos años en preparación y construcción, su ubicación, su altura de 64 metros con un peso de 118 toneladas, es visible desde cualquier parte de la ciudad, por su iluminación también es perceptible de noche.

La Cruz monumental colado está pensada en una estructura tridimensional con recubrimiento de acero inoxidable en colores sol plateado y dorado, la obra se se erigió en un perímetro de 24 mil metros cuadrados, vía Crucis, espacio destinado para áreas verdes, vista panorámica a la ciudad capital, área destinado para la actividad comercial, área de cafetería, restaurante, capilla de oración, mausoleo con criptas, servicios sanitarios, vestíbulo y amplio estacionamiento.

Cualquier persona que venga a hacer turismo podrá observar la capital desde el Monumento al Glorioso Cristo de Chiapas desde Copoya, nuestra ilusión, dijo el arzobispo, es que llegue a ser un centro de peregrinación internacional, el monumento es el más grande del mundo.

 

 

 

Con información: Heraldo de Chiapas