El consumo de tortilla en el estado bajo debido a la pandemia del virus SARS COV2 (COVID 19), el confinamiento de muchas familias ha aumentado el consumo de sopas instantáneas y de pan, los años 2018 y 2019 fueron muy malos económicamente al sector, y la pandemia del 2020 aumentó las pérdidas económicas, expuso José Ramón Salazar Ballinas, presidente de la Industria de la Masa y la Tortilla de Chiapas.

Iniciamos este 2021 en condiciones muy desfavorables, el consumo interno bajó de manera contundente, la inversión por industria en promedio es de 100 mil pesos mensuales y apenas se obtienen los gastos de inversión, en el mejor de los casos las ganancias son entre 15 mil o 20 mil pesos, por el miedo al contagio del virus del Covid 19 la gente ya no sale a buscar tortillas, del volumen de producción perdemos un 30 por ciento que se va a la basura.

Mencionó en entrevista que la economía en general está afectada, pero el sector más golpeado es la industria de la masa y la tortilla, traíamos un consumo de un kilogramo pero cápita por persona diario, bajos a 800 gramos, ahora está abajo del medio kilogramos, en un 450 granos, por la pandemia desde finales de febrero del año pasado han cerrado unas 200 tortillerías.

En el estado existe un promedio de cinco mil tortillerías, en la capital unas mil industrias, en total se tiene una producción de 30 mil kilogramos de tortilla diariamente, sin embargo, en la capital se tiran a la basura cerca de 3 mil kilogramos al día debido a que no se consume, lo que sobra se va para la basura, muchos distribuyen en las tienditas porque tienen una gran devolución, aunque hay muchos negocios que lo regeneran.

 

Con información: Heraldo de Chiapas