De acuerdo con los datos de la Secretaría de Protección Civil en la capital de Chiapas, los panteones que se ubican en Terán y en Plan de Ayala no abrirán el próximo 1 y 2 de noviembre debido a la pandemia que enfrenta la entidad por el Covid-19, aun y cuando la tendencia de los contagios y defunciones han mostrado una baja considerable.

En seis cementerios que se ubican en los alrededores de la ciudad se aplicarán acciones de descacharramiento, control larvario y fumigación entre el 26 y el 30 de octubre, para que la ciudadanía observe un espacio limpio y sin criaderos de moscos; en estos espacios se ubican más de 32 mil tumbas y 138 mil floreros.

Dentro de las restricciones, se informó que la celebración de Todo Santo y del Día de Muertos que lleva a cabo la familia Mendoza, en residencial La Hacienda, quedó cancelada y, en consecuencia, no habrá entrega de la ¡Calabacita, Tía!, a fin de no exponer a la población que de forma anual se reúne para mantener viva esta tradición.

Para la gente que decida asistir a los panteones en Tuxtla Gutiérrez, tiene que usar (de forma obligatoria) el cubrebocas, respetar la sana distancia, no ingresar más de tres personas por familia y no llevar niños.

Además, habrá cierres viales, no se extenderá ningún permiso para los juegos mecánicos y también se implementará ley seca en un perímetro razonable de los cementerios. La prohibición de bebidas alcohólicas se aplicará el 1 y 2 de noviembre, desde las 8:00 am hasta las 18:00 horas. 

La autoridad llevará a cabo el acordonamiento de las tumbas que estén en riesgo en el panteón Central y el San Marcos, a fin de reducir posibles daños por algún colapso que pudieran ocurrir en estas obras.

Otras acciones preventivas se vinculan con la aplicación de gel antibacterial, no se permitirá el acceso de alimentos, bebidas o materiales de abatización y fumigación. Los panteones que se ubican en los alrededores de la capital son los siguientes: Municipal, San Marcos, el que está en Terán, en Plan de Ayala, el Rosario (Copoya), San Pedro (El Jobo) y Jardín del Edén.

Finalmente, las entradas para el panteón central se ubicarán sobre la 4 Sur Oriente y la 9 Sur Oriente; las salidas serán sobre la 8, 9, 11 y 12 Oriente Sur. El San Marcos tendrá un espacio para el ingreso y dos para que los usuarios puedan salir.

 

 

Con información Cuarto Poder