Existe un déficit de al menos mil 500 litros por segundo ante el crecimiento de colonias en la mancha urbana

El crecimiento de colonias suburbanas en la última década en la ciudad ha provocado un déficit en la distribución del vital vital líquido de al menos mil 500 litros por segundo, informaron directivos del Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula (Coapatap).

La planta potabilizadora construida en 1985, tiene una capacidad de mil litros por segundo y se necesita por lo menos 2 mil 500 litros por segundo para abastecer del vital líquido a todas las colonias de la mancha urbana, las cuales superan las 700 en los recientes años.

Dijeron que la planta potabilizadora que fue construida hace más de 35 años, su capacidad ha quedado rebasada para satisfacer la demanda de miles de hogares, ya que al inició solo se proporcionaba agua en tomas domiciliarias de 250 mil habitantes y ahora la población supera los 700 mil en la ciudad.

Para tener una mayor distribución del líquido, el Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula en los últimos años rehabilitó más de 20 pozos profundos que están distribuidos en varias zonas de la ciudad, los cuales a penas llegan a distribuir entre 20 y 30 litros por segundo, por lo que ni con esta alternativa se puede atender la demanda de la población la cual se acentúa en temporada de estiaje.

Y es que durante la temporada de estiaje, la falta del suministro del vital líquido en las colonias de Tapachula ha sido una problemática constante para cientos de familias, ya que la captación de agua que se realiza sobre el río Coatán disminuye hasta en más del 40 por ciento.

Ante esta problemática que cada año se recrudece en la ciudad, desde el 2018, las autoridades municipales elaboraron un proyecto para la ampliación de la planta potabilizadora, el cual ingresaron ante el Gobierno Federal para su aprobación y ejecución.

Y fue a inicios del 2020, cuando la titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), recorrió las instalaciones y anunció que el proyecto para la ampliación de la planta potabilizadora de Tapachula había sido aprobado, e invertiría más 600 millones de pesos, cuyos trabajos también incluirían la ampliación de red de capacitación y distribución, sin embargo, todo quedó en una demagogia, ya que han pasado más 8 meses y ni siquiera han realizado los estudios correspondientes.

 

Con informacion heraldo de chiapas